El hombre al servicio de la tecnología…¿o cómo era?

 

Ilustración: Eysel Abisué Cortés Martínez