Autoridades informaron que el homicidio del catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de México, cometido el 20 de enero en calles de la colonia Lomas Quebrada en Magdalena Contreras, fue hecho por un trabajador de limpieza y supuesto amigo del profesor.

La víctima se encontraba en su domicilio cuando fue agredido por el imputado, quien ingresó sin forzar la cerradura; tras el ilícito, dejó una playera ensangrentada y se dirigió al Hospital Materno Infantil para curar sus heridas, donde registró datos personales.

El indiciado se escondió en una casa, ubicada en la colonia Barros Sierra, Magdalena Contreras, donde pensó que se encontraba abandonada, hasta que los dueños regresaron; al huir, olvidó una receta con su nombre y un par de zapatos.

Los dueños realizaron un denuncia y entregaron las pertenencias; peritos analizaron la sangre de las evidencias y de la encontrada en escena del crimen, lo que confirmó la identidad del inculpado.

Los agentes realizaron vigilancia en la zona por varios días hasta que lo detuvieron y lo ingresaron al Reclusorio Oriente.

Con información de Primera Voz y López Dóriga