Hoy se lleva a cabo la audiencia inicial en contra de Roberto “N”, individuo acusado de la muerte de Giselle, una menor de 11 años.

Durante la diligencia realizada en los juzgados penales de Nezahualcóyotl, el ministerio público desahogó las pruebas que implican al individuo en el asesinato se la niña.

El acusado declaró que el pasado 18 de enero, un día antes de la desaparición de la víctima, bebió alcohol junto a un amigo hasta al día siguiente; ya en su vivienda decidió continuar con la borrachera hasta las 5:00 de la mañana del sábado 19, y horas más tarde abrió su local, donde Giselle ocupó una computadora.

El individuo la observó y posteriormente la invitó a su cuarto para tomar un refresco, ella accedió y él la agredió sexualmente, posteriormente le quitó la vida y la trasladó en automóvil a Coatepec, Ixtapaluca, donde la abandonó.

Cuando el agresor fue detenido, intentó comprar a los policías con 5 mil pesos, por ello también se le imputó el delito de soborno.

Los agentes de investigación estatales aseguraron 17 indicios criminalísticos en la casa del imputado, entre ellos preservativos, trozos de papel de baño, ropa interior, sábanas y manchas de sangre.