La orden del presidente Donald Trump de desplegar tropas a la frontera sur de Estados Unidos tendrá un costo de 72 millones de dólares que será cubierto por los contribuyentes de dicho país.

De acuerdo con información emitida por Rob Manning, portavoz del pentágono, esta cantidad aumentará si los 5.900 soldados permanecen en servicio después del 15 de diciembre.

Se estima que de dicha cantidad, 19 millones son para cubrir los costos de personal, 20 millones para transporte, 28 millones para gastos operativos y los 5 millones restantes para fortificación de fronteras y material de barrera.

Mientras tanto el presidente estadounidense asegura que, de ser necesario, se desplegarán hasta mil militares para rechazar a un grupo de migrantes que planean solicitar asilo. Agregó que los soldados “están orgullosos de estar en la frontera. Están orgullosos de defender a nuestra nación. Y no estamos dejando entrar a la gente”.

Con información de Primera Voz y CNN