Esta mañana se dio a conocer que el Aeropuerto Internacional de Querétaro cerró sus puertas por falta de combustible; sin embargo, dicha información fue desmentida.

Pese a que hasta el momento se ha operado con normalidad, el aeropuerto dio a conocer a través de sus redes sociales que sí están en espera de recarga de turbosina.

El artículo 50 de la Ley de Aeropuertos establece que el administrador aeroportuario podrá, en caso fortuito o de fuerza mayor, suspender por el tiempo estrictamente necesario la prestación de los servicios aeroportuarios, con el fin de preservar la seguridad de las personas y de los bienes.

En estos casos, reportará de inmediato a la autoridad aeroportuaria y, en su caso, al comité de operación y horarios, las causas que motivaron la medida.

Con información de Primera Voz y AM.