El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció esta mañana que instruyó a la Secretaría de Gobernación dejar de insistir en la solicitud al padrón del Instituto Federal Electoral (IFE) para obtener los datos biométricos de los 90 millones de mexicanos inscritos.

“Di instrucciones a la secretaria de Gobernación que no insistiera, que no nos metamos en eso, que no demos motivo para que se vaya a pensar que tenemos nosotros interés de controlar, como en las dictaduras, la situación de cada ciudadano”, detalló el jefe del ejecutivo.

Señaló también que no es el momento ni es prioridad tener una identificación única; no obstante, no es un proyecto que se deje de lado, pero dijo que hay que esperar a que la situación esté menos tensa.

“Todo eso de tener una identificación única, todo eso genera muchas sospechas, inquietudes, entonces no queremos eso o hacerlo en su momento, cuando se pueda”.

 

Con información de Primera Voz