Arqueólogos de la Universidad de Newcastle, en Inglaterra, descubrieron un enorme pene tallado en la roca de un fortín cercano al Muro de Adriano, cerca de Cumbria, en el país británico. La institución señala que el dibujo fue tallado con la intención de darle un significado de “buena suerte”.

El pene fue dibujado por un soldado romano alrededor del 207 d.C., es decir, 85 años después de la construcción del muro, erigido para repeler a los pictos, antecesores de los escoceses, de los dominios de Roma en Britania. En aquella época, los romanos estaban reforzando el muro, que se extiende a lo largo de 117 kilómetros, de costa a costa en Inglaterra.

Además del dibujo fálico, los investigadores descubrieron nueve inscripciones en latín, de las que solo seis son legibles, y lo que parece ser la caricatura de uno de los oficiales al mando del destacamento.

“Estos detalles son increíblemente extraños, en tanto este tipo de evidencias suelen ser eliminadas por la explotación posterior de los recursos de piedra del muro. Apenas existen un puñado de lugares como este en toda Inglaterra”, señalaron los investigadores.

 

Con información de Primera Voz