Los mercados son milenarios espacios llenos de ofertas y demandas, proveedores de alimentos y ricos en variedad de colores, sabores y texturas, pero también es el escenario que utiliza la compañía dancística Asaltodiario para llevar este arte a diversos públicos.

Se trata del proyecto “Mercados” que, como su nombre lo indica, tiene el cometido de acudir a 32 de los por lo menos 329 que tiene la capital del país y compartir con sus locatarios, clientes y visitantes coreografías que llevan una narrativa ad hoc con el espacio.

Es así como ‪mañana a las 12:00‬ horas comienzan las intervenciones artísticas de Asaltodiario. El Mercado Tacubaya Becerra, localizado en Río Becerra sin número, en la colonia Héroes de 1810, esquina con Tacubaya, será el primer escenario de la compañía.

Luego se tienen previstas, en el mismo horario, presentaciones en los mercados Cartagena Peña Manterola, el de San Lorenzo Tezonco y Azcapotzalco los días 22, 26 y ‪27 de julio‬, respectivamente.

Asimismo, tienen previsto acudir a mercados como Cuajimalpa, Cerro del Judío, Romero Rubio, Bondojito, San Bartolomé Xicomulco, Carmen Serdán, Santa Fe, Granaditas, Francisco Villa, Xochimilco, Santa Lucía, San Pedro Zacatenco, Iztacalco…

¿Por qué llevar la danza al mercado?

Asaltodiario fue fundada en 1987 y su misión ha sido la de contribuir a la humanización, a través del uso del espacio urbano, donde se fomente la participación consciente, crítica y creativa de la sociedad civil.

Miguel Ángel Díaz y Claudia Vázquez son quienes sostienen esta dinámica en el proyecto, a través de su trabajo y, en particular con los mercados, nació la idea a partir de sus análisis respecto a estos lugares en los que se explota el consumo, modas, crecimiento urbano, condiciones económicas y sociales.

Además de que notaron la presencia de violencia en varios de estos establecimientos, muchas veces por la zona geográfica en la que se encuentran; la inseguridad, precariedad y situaciones vulnerables también fueron factores determinantes para echar a andar “Mercados”.

Es así como, de acuerdo con su descripción del proyecto: con estas presentaciones se “busca contribuir en la recuperación de mercados, generando un espacio artístico cultural que refuerce la identidad de los locatarios, anime la convivencia, difunda su existencia entre las nuevas generaciones, reviva los recuerdos de las personas que los habitan creando vínculos entre las diferentes generaciones, promueva el consumo de los productos que ahí se venden”.

 

Con información de Esquivel para Primera Voz