Los resultados de los primeros 45 días de funcionamiento de la Red de Información de Violencia contra las Mujeres (RIVCM), cuyo objetivo es registrar, sistematizar y dar seguimiento a casos de violencia de género en la capital del país, fueron informados por la directora general del Instituto de las Mujeres de la Ciudad de México (INMUJERES CDMX), Teresa Incháustegui Romero.

Por medio de un comunicado, destacó que la RIVCM es la base de datos más grande sobre violencia de género en la CDMX, ya que cuenta con más de 400 mil registros de mujeres y niñas atendidas por violencia desde el 1º de diciembre de 2012 a la fecha. Esta herramienta permite identificar a víctimas recurrentes, los tipos de violencia más incidentales o frecuentes, conocer las condiciones de vulnerabilidad y riesgo de las víctimas, los perfiles de las personas agresoras, la calidad y pertinencia de la atención recibida y generar una constancia sobre antecedentes de violencia para realizar denuncias o investigaciones por feminicidio. Además, fortalece la calidad de la atención otorgada a partir de los registros y las canalizaciones, la coordinación de acciones interinstitucionales de los entes públicos, la sistematización de información de los casos, el diseño de indicadores para el uso estadístico de los datos, orientados a mejorar las políticas de prevención, atención y sanción de la violencia y coadyuvar a prevenir los feminicidios.

Explicó que del 18 de julio al 30 de agosto, se han realizado 3 mil 220 registros de mujeres y niñas víctimas de violencia, a través de mil 157 ventanillas de atención en ocho dependencias capitalinas y las 16 delegaciones políticas, lo que equivale al 10% de actividad respecto al total de ventanillas habilitadas en la plataforma. El 71% de los registros se han generado a través de las diferentes ventanillas de atención de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, 15% del INMUJERES CDMX, 8% de la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social de la Secretaría de Desarrollo Social y 4% en la Secretaría de Salud. La funcionaria local señaló que del total de mujeres registradas, a 2 mil 19 se les aplicó la Cédula de Detección de Riesgo por Violencia, que permite identificar tipos y modalidades de violencia.

De acuerdo con esto, 96% vive violencia psicoemocional; 69% física; 55% económica; 54% patrimonial; 26% sexual y 21% contra los derechos sexuales y reproductivos. En 27% de los casos se encontró que la víctima presentaba riesgo de sufrir violencia feminicida por la gravedad o frecuencia de las agresiones. Cabe destacar que debido a que las violencias no se presentan aisladamente, una misma usuaria puede presentar más de un tipo de violencia.

En cuanto a la edad de las víctimas se encontró que: 37% tiene entre 30 y 44 años; 34% está entre 18 y 29 años; 15% se ubica en el rango de 45 a 59 años y 6% son menores de edad. La persona agresora es conocida en el 98.4% de los casos y casi 60% refirió que se trataba de parejas o ex parejas; mientras otro 30% hizo referencia a agresores familiares (consanguíneos o no consanguíneos). Sólo alrededor del 5% señaló haber sido agredida por personas desconocidas y menos del uno por ciento indicó a amistades o conocidos. 94% de todas estas violencias se presenta en el ámbito familiar, le sigue la violencia comunitaria con casi 4% y 2% violencia laboral.

 

Con información de Primera Voz y Quadratin México