Cuatro tortugas laúd llegaron a las playas de Colola y Maruata de la costa michoacana, informó la Comisión de Pesca estatal.

Esta especie está en grave peligro de extinción, debido a que en los últimos tres lustros solo han llegado entre cuatro y 50 tortugas por año.

Según datos de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), en 1985 había 75 mil tortugas laúd, pero las cifras globales indican que continúa disminuyendo su población.

En 2004 se pronosticaba que en 2019 se habría extinguido, pero no es así; la población se mantiene con vida.

En los dos últimos años han sido liberadas poco menos de dos mil crías de tortuga laúd, mientras que han sido lanzadas al mar más de 800 mil de la especie golfina y unas 70 mil de la especie negra, que aun así se consideran en peligro de extinción.

Para la preservación de la tortuga laúd se han implementado algunas acciones a nivel latinoamericano, como en Perú, Ecuador y Colombia, pero todavía muchas tortugas son atrapadas por barcos pesqueros de atún y camarón.

El 75% de estas tortugas marinas anidan en playas mexicanas, y de éstas, 65% en Mexiquillo, Michoacán; el resto en Tierra Colorada, Guerrero, Llano Grande y Barra de la Cruz, Oaxaca.

Su temporada de anidación es de octubre a abril, desova cinco veces y pone 62 huevos en promedio.

Con información de Primera Voz y La Jornada