Un nuevo estudio demostró que correr permite que el cuerpo rejuvenezca más de tres décadas a medida que envejece. Sabemos que hacer este deporte nos trae muchos beneficios como mantener los músculos, los huesos y articulaciones fuertes, aumenta el metabolismo y nos ayuda a tener una mejor memoria por la oxigenación que nos brinda. 

Un nuevo descubrimiento sorprende con los beneficios que provoca correr, y es que el acumular kilómetros de manera regular a lo largo de nuestra vida, ayuda a que el cuerpo se mantenga décadas más joven, en medida proporcional al envejecimiento. 

El estudio realizado por investigadores del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad Ball State, en Indiana, Estados Unidos, demostró que especialmente el corazón y el cerebro pueden “rejuvencer” alrededor de 35 años.

Los resultados publicados en el Journal of Applied Physiology, analizó la salud cardiovascular y la salud del músculo esquelético de 70 personas sanas de 75 años en promedio, hombres y mujeres.

“Vimos que las personas que hacen ejercicio regularmente año tras año tienen una mejor salud general. Estos hombres de 75 años, hombres y mujeres, tienen una salud cardiovascular similar a los de 40 a 45 años“.

El fisiólogo Scott Trappe, director del Laboratorio de Rendimiento Humano de la Universidad de Ball State, en Indiana, Estados Unidos, comparó los niveles máximos de VO2 y la condición física muscular de los participantes que corrieron, pedalearon, nadaron o realizaron algún otro tipo de actividad aeróbica durante los últimos 50 años, con un promedio de cinco días a la semana por un un total de aproximadamente siete horas, con otros dos grupos: hombres y mujeres de la misma generación que no habían hecho mucho ejercicio durante su vida y hombres y mujeres de 20 años que actualmente están activos.

Al final resultó que, los participantes de mayor edad que habían estado trabajando toda su vida tenían una composición similar a la de los participantes jóvenes, ambos grupos se mostraron mejores en comparación con los no activos mayores, por qué el ejercicio constante “preserva la capilarización del músculo esquelético (vasos sanguíneos) y las enzimas aeróbicas (que descomponen el glucógeno), independientemente de la intensidad”, dándose una mejor función muscular, permitiendo que corramos más y durante más tiempo en los siguientes años.

Trappe afirma que hacer de 30 a 60 minutos de ejercicio al día puede ser la clave para mantener el corazón joven y tener una vejez saludable. Sin ser necesario hacer rutinas extenuantes ni convertirse en un deportista de alto rendimiento, ya que con caminar diariamente a un ritmo aceptable da beneficios importantes para la salud.

Con información de Primera Voz