Gustavo de Hoyos, dirigente de la Coparmex, manifestó su respaldo al presidente Andrés Manuel López Obrador en su esfuerzo para que el congreso de Estados Unidos ratifique el TMEC y le pidió que no se deje chantajear ante ninguna presión.

El vocero empresarial dijo lo anterior al participar en la 119 asamblea general del INFONAVIT, donde la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dijo que si pudiera señalar a un mexicano que tiene como objetivo más importante la defensa de la soberanía nacional es el jefe del Ejecutivo federal.

Sanchez Córdero agregó que no sólo por ser Presidente, sino por convicción personal y el gran conocimiento que tiene de la historia nacional, el mandatario es un defensor de la soberanía nacional no sólo en el tema del TMEC, sino contra cualquier intervención extranjera en otras materias, como el combate a la delincuencia.

De Hoyos demandó a López Obrador que se mantenga una postura indeclinable en defensa de la soberanía nacional en este tramo final del proceso de ratificación del TMEC. “Que no haya duda de que el país no debe claudicar aún en un tratado tan importante ante ningún chantaje, ninguna presión, aunque esta venga del circulo inmediato del ejecutivo de Estados Unidos y que implique la constitución de mecanismos que puedan perturbar la estabilidad laboral”.

La petición del dirigente de la Coparmex se registró en medio de presiones estadounidenses para permitir que el gobierno mexicano acepte supervisores del país del norte que verifiquen el cumplimiento de la legislación laboral.

 

Con información de Primera Voz