Derivado de los altos índices de contaminación registrados en el área metropolitana de Monterrey, el gobierno de Nuevo León, a través de la Secretaría de Desarrollo Sustentable, activó una alerta ambiental.

La zona registró concentraciones de hasta 157 puntos Imeca, por lo que las autoridades solicitaron al sector industrial evitar actividades que intensifiquen la emisión de partículas y al público no llevar a cabo quemas de material, así como evitar la realización de actividades al aire libre.

La crisis ambiental se originó por las industrias, vehículos, emisiones generadas por construcción, obras en general y circulación de vehículos en caminos sin pavimentar, además de las condiciones meteorológicas adversas que se presentan desde el martes como neblina, inversión térmica, estabilidad atmosférica y baja altura de la capa de mezcla de contaminantes.

Se estima que la ciudad de Monterrey continuará en dichas condiciones hasta el jueves 7 de febrero cuando un incremento en la velocidad del viento y la probabilidad de lluvia originen la disipación de la contaminación atmosférica.

Con información de Primera Voz y SDP Noticias.