De acuerdo con los datos de una de las cajas negras recuperadas tras la caída de un avión en Indonesia, la aeronave presentaba importantes problemas técnicos que fueron ignorados.

Las investigaciones arrojaron que el lector de velocidad del aire se descompuso y desató una cadena de fallas que provocaron el incidente.

También se determinó que la noche previa el avión tuvo problemas durante un vuelo de Bali a Yakarta. Pasajeros de éste reportaron vibraciones inusuales y un aumento de temperatura en la cabina.

El avión regresó al aeropuerto; sin embargo, luego de unos minutos retomó su vuelo y llegó a su destino.

Los 189 pasajeros que viajaban en él un día después fallecieron tras el impacto, en el Mar de Java.

Con información de Primera Voz y Televisa.