La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) determinó la inmovilización preventiva de las vacunas triple viral (SRP) que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis, y doble viral (SR) que protege contra sarampión y rubeola, que se distribuyeron en octubre pasado, debido a que los lotes liberados protegen adecuadamente contra Sarampión y Parotiditis, pero sólo garantizan parcialmente la protección contra rubeola.

Debido a que son datos son preliminares, pues se debe hacer una segunda evaluación, aún no se deben destruir los lotes. Debido a que ambas vacunas pasaron las pruebas de seguridad, no existe riesgo de daño a la salud para las personas que fueron vacunadas, pero únicamente generará la protección esperada contra Sarampión y Parotiditis.

A través de la Comisión de Control Analítico y Ampliación de Cobertura (CCAYAC), la Cofepris determinó que en la vacuna triple viral, las fracciones sarampión y parotiditis se encuentran dentro de especificación en todos los lotes analizados, en tanto que la fracción rubéola presenta baja potencia; sin embargo, cabe mencionar que ambos productos biológicos pasaron las pruebas de seguridad, por lo que no representan riesgos a la salud.

Con información de Primera Voz