El gobierno de Daniel Ortega reservó 27 de las mejores habitaciones en el Hotel Imperial, localizado en Paseo de la Reforma, para la delegación que estará presente en la toma de protesta de Andrés Manuel López Obrador como Presidente de la República. En tanto, la crisis política en Nicaragua ha obligado a miles de habitantes a huir del país y solicitar refugio en otras naciones, entre ellas México.

La embajada nicaragüense reservó para dos días una de las cinco Master Suite con que cuenta el Hotel Imperial. Dichas suites cuentan con sala, comedor, vestidor, caja de seguridad, escritorio, minibar y jacuzzi, entre otros servicios exclusivos. Se reservaron también una Junior Suite, que cuenta con cama King Size, tina de baño, vestidor, una pequeña sala y un escritorio, entre otros servicios; siete habitaciones dobles ejecutivas y 18 recámaras dobles tradicionales para alojar del 30 de noviembre al 2 de diciembre a toda su delegación por cinco mil 211 dólares, aproximadamente 105 mil pesos.

En contraparte, tras la ola de violencia durante las protestas en abril contra el régimen de Ortega, que ha dejado más de 500 muertos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el número de solicitudes de refugio en México ha crecido 469% en comparación con todo el año anterior.

Las condiciones de pobreza, la falta de servicios de salud y el desempleo en el gobierno de Ortega, han ocasionado el éxodo de nicaragüenses en busca de mejores condiciones de vida para sus familias, pues la restricción de libertades que generó la revolución fallida en Nicaragua ocasionó un movimiento de masas que provocó un aumento en el éxodo.

Hace un año, Nicaragua se ubicaba en el número 11 de peticiones de refugio a México, por debajo de países que han mantenido cifras elevadas desde hace años como Venezuela, Honduras, El Salvador, Cuba, Guatemala, Haití, Colombia; hoy, Nicaragua se ubica en el cuarto sitio, por debajo de Guatemala.

 

Con información de Primera Voz