La Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México investiga y busca a un chofer de Uber que fue acusado de violar la madrugada del sábado a una usuaria de 22 años, quien lo denunció.

De acuerdo con reportes de la Fiscalía para Delitos Sexuales, la noche del viernes, la joven acudió al bar Terraza Madero, ubicado en la calle de ese mismo nombre, en el Centro Histórico. Al salir, solicitó el taxi privado por medio de la aplicación para dirigirse a su casa.

Según la denuncia que presentó ante las autoridades, iba en el asiento trasero se sentía algo mareada, pero estaba consciente. En el camino, el chofer, identificado como Armando “N”, le hizo conversación y comenzó a decirle que era muy guapa.

En la zona de Azcapotzalco, el chofer Armando “N”, se detuvo y le pidió permiso a la joven para bajar de la unidad a comprar unas bebidas en una tienda de conveniencia. Ella aceptó y, tras unos minutos el sujeto regresó y le dio una de esas bebidas a la joven. Según le dijo, haría que se sintiera bien.

Sin embargo, la víctima relató que después de tomarla comenzó a sentirse aún más mareada. Fue entonces que el chofer detuvo el vehículo en un lugar poco transitado. Ahí la atacó sexualmente en el asiento trasero.

Ante las autoridades contó que debido al estado en que se encontraba y al miedo que sintió no hizo nada para defenderse. El sujeto la agredió y después regresó a su lugar frente al volante. Como pudo, ella se vistió. Al final, aquel sujeto la abandonó muy cerca de su casa.

Este sábado, la joven se presentó en la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Sexuales de la Procuraduría capitalina y entregó los datos completos del chofer de Uber, el modelo y tipo de automóvil en el que la agredió, y las placas del mismo para que sea ubicado.

El Ministerio Público y los agentes de la Policía de Investigación adscritos al área iniciaron las indagatorias para proceder en contra del conductor de la plataforma.

 

Con información de Primera Voz