• Si Trump continúa con la amenaza de imponer aranceles adicionales, las conversaciones podrían detenerse
  • Estados Unidos quiere negociar, pero sigue planeando más impuestos a la nación asiática

El gobierno de China podría declinar participar en las conversaciones comerciales propuestas con Estados Unidos a fines de este mes si la administración Trump avanza con aranceles adicionales sobre productos chinos importados.

Según Reuters, el informe citó a un alto funcionario chino que dijo que el país no negociaría “con un arma apuntando”.

Otros funcionarios que asesoran a los líderes del país sugieren que China imponga límites a la venta de repuestos y suministros necesarios para las empresas de Estados Unidos, utilizando “restricciones a la exportación” para amenazar sus cadenas de suministro.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, había propuesto nuevas conversaciones comerciales para comenzar alrededor del 20 de septiembre.

Aunque China había comenzado a discutir planes para asistir, comenzó a replantearse debido a la posibilidad de que se anuncien nuevas tarifas esta semana.

El pasado fin de semana, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció que a partir de hoy impondrá nuevos aranceles sobre unos 200 mil millones de dólares en importaciones chinas.

El nivel de la tarifa será de alrededor del 10%; esto está por debajo de 25 % que la administración dijo que estaba considerando para esta posible ronda de aranceles.

 

Con información de Primera Voz y La Razón