Perla es una joven saltillense que vivió momentos de terror, cuando al solicitar un Uber, arribó un vehículo similar al de su servicio al cual subió sin percatarse, minutos después cuando se dio cuenta de la equivocación pidió al conductor la dejara bajar y este se negaba, fue hasta que el chófer se percató que sus padres llamaban y seguían su ubicación cuando se detuvo y la joven huyó.

A través de su cuenta de Facebook, Perla dio a conocer la situación en la que se vio envuelta:

“La noche de ayer pedí un Uber a casa de mi mejor amigo, normalmente me muevo en Uber… Total me marca la hora de llegada y veo un carro BLANCO (como me marcaba la aplicación) fuera de la casa de mi amigo y veo otro más lejos, mi lógica (y estupidez) decidí subirme al que se encontraba más cerca”.

“Después de 1-2 minutos de viaje me entra una llamada diciéndome estoy aquí, ¿dónde se encuentra señorita? Uff amigos no saben el miedo que me dio”.

“De verdad pensé que me iba a pasar lo peor. Recorrió calles que yo no conocía y solo le pedía que me bajara, que mis papás me recogerían en ese punto pero el insistía e insistía que no me podía bajar”.

Perla indicó que el hombre tiene una imagen de entre 40 y 50 años, el vehículo era un Toyota blanco del cual no distinguió las placas.

La joven invitó a todas las mujeres a extremar precauciones para no ser víctimas de este tipo de situaciones pues podrían terminar en una tragedia.

Verifica datos de viaje antes de abordar vehículo: Uber

Con información de Primera Voz y Vanguardia