Por octava ocasión los “chalecos amarillos” salieron este sábado a las calles Francia, para manifestarse contra las políticas económicas del presidente Emmanuel Macron.

La protesta inició en conocido escenario de los Campos Elíseos, sin ningún altercado hasta el momento, pero pasadas las 14:00 horas miles de manifestantes, reunidos entre el Ayuntamiento y la Asamblea Nacional, fueron reprimidos por policías, quienes atacaron con gases lacrimógenos.

“Vamos a manifestarnos aquí cafa sábado”, decía a través de un megáfono una de las figuras del movimiento.

El movimiento surgió a mediados de noviembre en protesta contra el alza de precios del combustible, sin embargo, tras el apoyo popular tanto nacional como internacional, amplió sus demandas.

Con información de Primera Voz y Televicentro