La Comisión Federal de Electricidad (CFE) asegura que, con la entrada en operación del gasoducto marino Sur de Texas-Tuxpan, el volumen de importación de gas natural a nivel nacional se incrementará 40%.

La CFE indicó que el proyecto, desarrollado por Infraestructura Marina del Golfo, es estratégico para el sector energético del país, el cual requirió una inversión aproximada de 2,500 millones de dólares, tiene una longitud de 772 kilómetros y un diámetro de 42 pulgadas.

“Su construcción corre mar adentro desde la frontera con los Estados Unidos, cerca de Brownsville, Texas, pasando por Altamira, Tamaulipas, y terminando en Tuxpan, Veracruz. Como parte del proyecto, se construyó la estación de compresión más grande del país, ubicada en Altamira”.

También destacó que con su puesta en marcha se proveerá de gas natural a plantas generadoras de energía eléctrica de la CFE y a la industria nacional a través de las conexiones en tierra con los gasoductos Tamazunchale y Tula (propiedad de TC Energía) y con el Sistema de Transporte y Almacenamiento Nacional Integrado de Gas Natural (Sistrangas).

De este modo, la empresa productiva del Estado y sus filiales CFEnergía y CFE International cumplen su compromiso de asegurar el suministro de combustibles a las centrales de generación y al sector industrial a precios competitivos, de mercado y sin intermediarios.

 

Con información de Primera Voz