Ayer se conmemoró el primer centenario del tepicense Amado Nervo de manera simultánea en la Ciudad de México y Uruguay, donde se rindió homenaje en la Rotonda de las Personas Ilustres y se develó una placa en el edificio donde murió, respectivamente.

En el Panteón de Dolores la ceremonia estuvo encabezada por el titular de la Secretaría de Cultura capitalina, Alfonso Suárez del Real, donde se recordó la importancia del autor de El bachiller, se leyeron poemas como El primer beso y Perlas negras, mientras que la Banda de Música del Cuartel del General del Alto Mando de la Secretaría de Marina interpretó Mi lindo Nayarit.

El acto concluyó con el depósito de una ofrenda floral en el sepulcro, los funcionarios públicos asistentes montaron una guardia de honor en torno a éste, se ejecutó un Toque de silencio in memoriam y se entonó el Himno Nacional Mexicano.

Mientras tanto en Montevideo, Uruguay, en la sede del Mercado Común del Sur (Mercosur) el gobernador de Tepic, Antonio Echeverría García develó, junto con autoridades de aquélla nación, una placa para conmemorar el centenario del deceso.

Fue justo en dicho edificio donde hace un siglo se encontraba el Parque Hotel y donde murió Nervo en la habitación 42, aunque previo al evento el gobernador y su comitiva depositaron una ofrenda floral en el busto del escritor en la Rambla de Montevideo.

Con información de Esquivel para Primera Voz