Es de todos conocido que Australia tiene fauna que se considera mortífera y que incluso tiene protocolos para ataques de algunas especies.

En Primera Voz te contamos las especies más mortíferas que habitan Australia, desde el tiburón blanco al cocodrilo gigante, las serpientes, arañas y aves peligrosas.

Australia es un país enigmático con una naturaleza de mucha fauna, más allá de los canguros que suelen caracterizarlo o de la ternura del Koala, el continente rojo es el hogar de la mayor parte de especies asesinas del planeta.

El tiburón blanco es considerado el mortal más importante de Australia, aunque algunos expertos aseguran que los ataques de ésta especie son anecdóticos y un tanto por la ideología que dejó el cine de Steven Spielberg, por lo que la probabilidad de que aparezca en la costa es real, aunque muy baja. Para tranquilidad de turistas, las playas están continuamente patrulladas por helicópteros.

A esta especie marina le sigue el cocodrilo marino, que especialmente en Darwin, el norte tropical, puede llegar a ser un auténtico peligro. El cocodrilo marino, es el más gigantesco y feroz, que puede encontrarse cerca de la costa en estuarios y riachuelos.

En Australia existen 200 clases de serpientes, de las cuales 70 tipos son venenosos y nueve de las diez especies más mortíferas del mundo se encuentran en el continente rojo. Por ejemplo, en Australia vive la Taipan, que su mordedura tiene veneno suficiente como para matar a 100 personas. Pero no temas estos animales son tímidos por lo que es difícil verles.

Entre los insectos se encuentra la araña de espalda roja, puede ser mortal su picadura si no se trata rápidamente. A esta especie se le unen la araña de cola blanca y la araña de embudo que no matan pero causan serios dolores.

Hay dos tipos de medusas peligrosas: las pequeñas irukandji y las cubozoas, conocidas como avispas de mar. Se muestran en las costas de Queensland y son especialmente activas durante los meses de octubre a abril, en los que es obligatorio meterse al mar con trajes de licra o neopreno desde el cuello hasta los talones. Las playas afectadas suelen estar señalizadas e incluso en algunas se instala una red protectora que delimita la zona de baño.

El dingo es un perro salvaje que se concentra en Fraser Island, en la costa este australiana, es un rincón hermoso de dunas, selvas y lagos y la isla más bella de arena del mundo. Este perro parecido al Lobo puede ser agresivo, solo si se siente hostigado. Incluso existe una multa con 3 mil dólares a quien intente darle alimentos.

El casuario vive en la selva tropical y es una especie que también se localiza en Nueva Guinea, su apariencia es similar a la de una avestruz pero enojada. Su plumaje es negro, con cuello azul y rojo con una protuberancia en la cabeza. Su ataque es a saltos dando golpes con sus fuertes patas o desgarrando con sus uñas.

Otra de las especies mortíferas es el demonio de Tasmania, tiene una mandíbula que tritura y es considerada una de las mordidas más fuertes del mundo. Es un marsupial carnívoro y solo habita en la isla que lleva su nombre, Tasmania. Actualmente la especie se encuentra en peligro de extinción.

 

Con información de Primera Voz