Elementos de la Procuraduría General de la República detuvieron este martes a uno de los agresores de la periodista Lydia Cacho, quienes la torturaron en 2005.

El detenido era agente adscrito a la Fiscalía de Puebla; ya se encuentra preso y se espera la determinación sobre su estatus legal en las próximas horas.

 

Con información de Primera Voz