Tras un complicado aterrizaje y realizar un viaje de 480 millones de kilómetros la sonda de InSight de la NASA tocó la superficie del cuarto planeta de nuestro universo, Marte.

El módulo espacial atravesó la atmósfera a casi 20 mil kilómetros por hora y para poderse colocar con seguridad en la superficie de Marte, redujo su velocidad a solo 5 kilómetros.

El InSight revisará el interior del planeta rojo y para ello usará una excavadora que perforará cinco metros de profundidad, para medir la temperatura interna y seguirá cualquier movimiento interno con ayuda de un sismógrafo.

Momento en que se confirma el aterrizaje de InSight:

Con información de Primera Voz y Diario Trome