El Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra de la NASA informó este sábado que un asteroide pasó muy cerca de la Tierra el pasado 31 de octubre.

La NASA publicó un comunicado en el que indicó que la roca espacial fue detectada horas antes de rozar la Tierra y, afortunadamente, esta no representó peligro para nadie.

Los primeros reportes tras el paso de la roca arrojaron que la fuerza gravitacional de la Tierra logró modificar la trayectoria del asteroide, pero siguió su camino en el Sistema Solar.

Un observatorio ubicado en el estado de Arizona, en Estados Unidos también logró detectar la roca el mismo 31 de octubre, horas antes de su mayor acercamiento contra la Tierra.

La NASA ha informado que no puede detectar todos los cuerpos que atraviesan el espacio pero los más grandes y que podrían representar un peligro para la Tierra se tienen identificados y no representan un riesgo sino hasta los próximos 100 años.