Nueve de cada diez niños mexicanos de preescolar o primaria tienen caries. Jaime Edelson Tishman, presidente del Congreso de la Asociación Dental Mexicana, señaló que las picaduras dentales son la enfermedad epidemiológica número uno del país con un 95% en menores de seis a nueve años.

Dijo que la enfermedad no reconoce fronteras, códigos postales ni carteras y se hace un esfuerzo permanente de los servicios de salud, en este caso con el gobierno de la Ciudad de México, para apoyar en programas preventivos.

En 2016, la Fundación de la Asociación Dental Mexicana llevó a la entonces Asamblea Legislativa, hoy Congreso, una propuesta de ley para que todos los niños se cepillen los dientes en preescolar y primaria, la cual fue aprobada en noviembre de ese año. “Esto implica que el Gobierno de la CDMX está en la obligación de darles a todos los niños inscritos en escuelas públicas un paquete con cepillo y pasta dental que se quedan en el salón de clases para instaurar el buen hábito a la edad adecuada que es cuando los niños están chicos”.

Añadió que la propuesta la impulsarán a nivel nacional. “Vamos avanzando en un programa de prevención que puede reducir las caries hasta en un 40%. En nueve o 10 años tendríamos la oportunidad de reducir la prevalencia de la caries hasta en 50%, que sigue siendo alta pero sería un gran avance. Para eliminar la caries por completo deberíamos desaparecer el azúcar de la dieta de los mexicanos, lo cual es imposible porque antes bastaba decirle a los chamacos no comas dulces, golosinas, enjuágate la boca. Hoy, al dar un paseo en el supermercado, se da uno cuenta que todo tiene azúcar, los cereales, lácteos, refrescos, jugos, embutidos a todo le ponen azúcar, eso ha hecho que los números con infecciones bucales hayan subido”.

Con información de Primera Voz y La Jornada