Sujetos armados a bordo de un auto dispararon contra el cantante de corridos, de 25 años de edad, Alejandro Villa en Tlaquepaque, Jalisco.

El cuerpo del cantante quedó sobre la cinta asfáltica, en tanto que no se reportó si su acompañante resultó herido. Aunque en el sitio fueron hallados diez casquillos percutidos, Alejandro Villa murió por recibir dos impactos.

El joven se hacía llamar ‘La sangre nueva del corrido‘; era nieto de Federico Villa, cantante de Caminos de Michoacán.

Con información de Primera Voz y López Dóriga