Apple se enfrenta a una demanda por supuesto robo de secretos comerciales en el Apple Watch.

De acuerdo con un reporte de Bloomberg, publicado el 9 de enero, la compañía tecnológica Masimo, dedicada a diseñar dispositivos de salud, demandó a Apple por el robo de secretos comerciales en el Apple Watch, relacionados con tecnologías para obtener la frecuencia cardíaca.

Según el reporte, el demandante asegura que Apple robó información secreta haciéndole creer que tenían una relación comercial y que contratarían a empleados de su empresa. Según Masimo, el Apple Watch infringe hasta diez patentes registradas por ellos, entre ellas la tecnología de diodos LED que emplea el sensor de frecuencia cardíaca del reloj.

Masimo dice que Apple recibió información confidencial a través Michael O’Reilly, quien fuera director médico y vicepresidente de asuntos médicos de la empresa y que fue contratado por los de Cupertino en 2014, para trabajar en el desarrollo del Apple Watch.

Masimo pide en la demanda que Apple bloquee el uso de sus tecnologías que tienen patentadas en sus dispositivos y una compensación económica.

Apple no ha respondido oficialmente a esta demanda pero la compañía no suele dar información sobre este tipo de noticias.