Desde hoy los centros penitenciarios de la Ciudad de México operan bajo el protocolo de visita escalonada, como medida sanitaria ante el COVID-19, y que busca disminuir la asistencia en un 50 por ciento.

Dentro de esta dinámica se pretende que durante hoy, mañana, sábado y domingo la mitad de los internos reciban visitas, de tal manera que la otra mitad pueda ver a sus familiares el martes y sábado.

Así lo anuncian el titular de la Subsecretaría de Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, Hazael Ruíz Ortega, quien destacó que dicha medida es para protección de la comunidad penitenciaria, así como de las familias, en particular de los adultos mayores, mujeres embarazadas y menores de 17 años.

Ruíz Ortega señaló que se mantienen los filtros sanitarios en los accesos de los 13 centros penitenciarios, así como en los de Atención Especializada para Adolescentes y en el de Sanciones Administrativas e Integración Social “El Torito”.

En estos sitios se toma la temperatura y se proporciona gel antibacterial a los visitantes; en el interior todos los días se realizan jornadas de limpieza y sanitización.

Comentó que el personal que labora en los centros penitenciarios está comprometido con la sensibilización de las personas privadas de la libertad, a quienes les transmiten la importancia de atender estas medidas, que son provisionales y pretenden que nos cuidemos entre todas y todos.