Cientos de policías de Neza tomaron medidas alternas para cumplir con sus labores de vigilancia ante el desabasto de gasolina que vive el Estado de México.

El gobierno municipal informó que implementó un plan de emergencia para ahorrar gasolina, por lo que doto a 250 policías de bicicletas. Mientras tanto 10 patrullas serán enviadas a cuadrantes para mayores emergencias.

En el municipio 10 gasolineras se encuentran cerradas de 40 estaciones de gasolina con las que cuenta el municipio.

Los elementos de seguridad patrullarán en bicicleta hasta que restablezcan el suministro de hidrocarburos.

Con información de Primera Voz y Reporte Índigo