El presidente Andrés Manuel López Obrador expresó a los gobernadores de los estados que están inconformes con la creación de la figura de los superdelegados que ésta es una decisión federal, por lo que deberán “disculpar la molestia”.

AMLO se dijo respetuoso del pacto federal, del derecho a disentir y de las posiciones asumidas por casos como el de los gobernadores de Jalisco, Enrique Alfaro; de Sonora, Claudia Pavlovich y, de Michoacán, Silvano Aureoles, quien adelantó que interpondrá una controversia constitucional.

López Obrador dijo que se había reunido previamente con los gobernadores y les explicó el papel de los superdelegados, por lo que nadie podría decir que desconocieran el contenido.

 

Con información de Primera Voz