Alonso Ancira, presidente del Consejo de Administración de la siderúrgica Altos Hornos de México (AHMSA), rechazó ser extraditado a México, donde enfrenta cargos de corrupción.

El rechazo ocurrió esta mañana ante el juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, que en audiencia le informó el pedido de extradición de las autoridades judiciales mexicanas.

Ancira debe de responder por supuestas transferencias irregulares realizadas desde cuentas de la siderúrgica AHMSA a empresas “off shore” que tenían relación con la brasileña Odebrecht y con Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Esta fue la segunda negativa de Ancira a ser extraditado a México; la primera ocurrió a fines de mayo, tras su detención en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

Ancira depositó el pasado 1° de julio una fianza de un millón de euros que le permite seguir en libertad su actual proceso. Tocará ahora a la Sala de lo Penal adentrarse en el análisis de la solicitud de extradición de las autoridades mexicanas, determinar si se cumplen los requisitos legales y decidir si procede la solicitud.

Ancira debe comparecer en el juzgado que ve su causa cada dos días, además de que tiene prohibido salir de España, por lo que se le retiró su pasaporte.

 

Con información de Primera Voz