Alfonso Romo Garza, jefe de la Oficina del Presidente Andrés Manuel López Obrador, pidió no “magnificar” los lamentables hechos donde la familia LeBarón perdió a nueve de sus integrantes.

Romo Garza explicó que México no está exento de tener problemas; sin embargo, calificó como el reto más importante a la seguridad física de la población. “Los hechos en los límites de Sonora y Chihuahua impactan en el espíritu y emocionalmente, pero también a la inversión” señaló.

Detalló que “esto me duele más que me preocupa” y aseveró que existe una obligación del gobierno mexicano para ubicar los hechos en el nivel de gravedad  donde deben estar, pero “sin magnificarlos”, pues consideró que en primera instancia se debe reconocer el problema originado por la inseguridad y atacarlo.

“Por más errores que podamos tener o accidentes de corto plazo, estamos atacando el fondo del problema y estamos sentando las bases para que eso se termine y que estos nos ayude a crecer aún más rápido”, dijo Romo.

Por último, sentenció que ya se trabaja en separar la inseguridad y la violencia de la inversión, y que la relación con Estados Unidos y Canadá es fuerte, dado que “uno o dos casos no pueden impactar”.

 

Con información de Primera Voz