Cinco alcaldes de Nuevo León -cuatro panistas y uno de Nueva Alianza-, y dos legisladores locales se unieron para rechazar que la Procuraduría Estatal de Desarrollo Sustentable (PEDS) amplíe la zona natural protegida de la Sierra de Picachos, municipio de Cerralvo, donde la empresa Matrimar, propiedad de José Santos Martínez Gutiérrez, pretende instalar una extractora de piedra caliza a pesar de haber sido acusada de dañar el ecosistema en dicho municipio, donde se instaló hace más de 30 años.

La compañía pretende ampliar su zona de explotación a la comunidad Las Mojarras, del municipio de Doctor González, por lo que los habitantes han solicitado a las autoridades estatales extender la zona natural protegida hasta la Sierra de Picachos, de 75 mil a 150 mil hectáreas.

Sin embargo, hace unos días los diputados locales Beatriz de los Santos (Morena) y Juan Carlos Ruiz (Partido Acción Nacional), así como los alcaldes de Agualeguas, el panista Ignacio Castellanos; de General Treviño, la panista Elia Hinojosa; de Melchor Ocampo, Omar Ramos, de Nueva Alianza; de Parás, el panista Crescencio Oliveira, y de Cerralvo, el panista Baltazar Martínez Ríos, se reunieron con Raúl Pedraza, titular de la PEDS, para solicitar que la zona natural protegida no se extienda hasta la sierra de Picachos.

Al término de la reunión, el alcalde Baltazar Martínez, de quien se dice que es sobrino y ahijado del empresario José Santos Martínez Gutiérrez, declaró que acudieron a pedir al funcionario estatal que se les tome en cuenta para decidir si se extiende la zona protegida, pues la cantera genera empleos. “Creo que la petición principal de los ciudadanos que nos toca representar es el empleo. Creo firmemente que el tema ambiental puede ir de la mano con el desarrollo económico”, argumentó.

La alcaldesa de Doctor González, la priista Mayra Ábrego Montemayor, se ha manifestado en contra de la compañía pedrera, acusada de usar dinamita para extraer materiales pétreos y de secar los mantos acuíferos.

Por su parte y a condición del anonimato, un comunero explicó que el alcalde de Los Ramones, el panista Juan Antonio Guajardo Mora, ha sido tibio y no los ha apoyado, aunque asegura que tampoco está de acuerdo con la instalación de la empresa. Dice que, dado el caso, “le entra, pero necesitamos ver que haga algo para estar seguros de que está de acuerdo con nosotros”, subrayó.

El comunero agregó que hay un trasfondo político y familiar, pues el diputado federal panista Baltazar Martínez Montemayor, pariente del propietario de Matrimar, apoyó la campaña de Guajardo Mora a la alcaldía.

El legislador federal es padre del alcalde de Cerralvo, Baltazar Martínez Ríos, a quien identifican como ahijado del propietario de la Matrimar, José Santos Martínez Gutiérrez. Además, el presidente municipal Baltazar Martínez, no ha mencionado ante los medios que su padrino o tío sea el dueño de la empresa que solicitó permiso para extraer piedra en 35 hectáreas.

El comunero dio a conocer que la empresa “ya tiene rato de estar destruyendo el campo. Mucha gente tiene animales que ya no pasean por esos rumbos por el estruendo que hacen cuando dinamitan la sierra para extraer la piedra. Usan los mantos acuíferos más profundos y el agua ha escaseado más. En el lado de Cerralvo ya están sufriendo las consecuencias; se ha acabado el agua”, acusó.

Explicó también que los pobladores han estado abasteciéndose de norias de poca profundidad y advirtió que la pedrera usará el agua del arroyo Las Mojarras, lo que perjudicaría a cientos de habitantes y a más de 700 cabezas de ganado.

A partir de una denuncia, un tribunal agrario detuvo la instalación de Matrimar, que por la misma vía ha insistido en explotar la zona.

En tanto, Baltazar Martínez afirmó que la región necesita los empleos que ofrece la pedrera; sin embargo, el comunero le reprochó. “La gente que sigue en Cerralvo no trabaja en las pedreras. Dicen que tienen 200 o 300 gentes trabajando, pero no llegan a cinco por ciento de los habitantes. Ellos no trabajan ahí. Los que están en la pedrera son de Monterrey, Apodaca y otros lugares”, concluyó.

 

Con información de Primera Voz