La mexicana Dafne Almazán, de 17 años, será la mexicana de menos edad en ingresar a un posgrado en la Universidad de Harvard y la primera menor de 18 años en matricularse en una maestría en dicha institución estadounidense en 100 años.

A sus 13 años Dafne se convirtió en psicóloga y ahora estudiará una maestría en enseñanza de las matemáticas.

La adolescente superdotada aprendió a leer y escribir a los 6 años, mientras que  a los 10 ya había terminado la preparatoria.

Ella considera que “los niños superdotados en México son estereotipados, mal diagnosticados y poco comprendidos”. La joven psicóloga asegura que la gente cree que estos niños se la pasan mucho tiempo encerrados o que son una copia de Einstein.

Además de formarse académicamente, Dafne toma clases de piano, violín, guitarra, canto y teatro, está aprendiendo a hablar chino y practica taekwondo y kempo.

De acuerdo con datos del Cedat, 93 por ciento de los niños superdotados son confundidos y mal diagnosticados con TDAH, lo cual genera un manejo inadecuado y por tanto la pérdida de sus capacidades.

Con información de Primera Voz y EFE.