Era un practicante recién llegado, pero en su tercer día descubrió un planeta.

A Wolf Cukier le faltaba un año para terminar la secundaria en Nueva York y con sus 17 años consiguió ser parte de un grupo de pasantes en la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

Su logro no era menor, sin embargo no se compara con lo que sucedió después: en su tercer día de prácticas fue parte del equipo que descubrió un planeta.

Tiene dos soles y está a 1.300 años luz de la Tierra.

El hallazgo

El joven Cukier comenzó una pasantía en el Centro de Vuelo Espacial Goddard, un instituto de investigación de la NASA en Greenbelt, Maryland (este de Estados Unidos).