Octavio Romero Oropeza, director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), informó hoy que están suspendidos los ductos de gasolina Tula-Azcapotzalco por “un piquete” la media noche de ayer en Melchor Ocampo, y el de Tula-Toluca, considerado como el caso más drástico, pues “un último piquete” ocurrió esta madrugada.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el ducto Tuxpan-Azcapotzalco, varias veces saboteado en los últimos días, “se está sosteniendo”. Romero complementó la información diciendo que ese ducto funciona con normalidad y transporta 170 mil barriles diarios.

El ducto Tula-Toluca ha sufrido numerosos robos, el último de los cuales fue pasada la media noche. “Se había reiniciado la operación del ducto y a las dos horas nos dimos cuenta de que no llegaba ni un solo barril, todo se lo estaban robando”, indicó. “Se llevaban el cien por ciento de la capacidad del tubo”.

El robo se realizaba en una zona del municipio de Tula, Hidalgo, cuando al detectarse la caída de presión, se detuvo operación.

El secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, dijo que a los tres minutos de recibido el reporte de movimientos extraños salió de la base de Santa Lucía una fuerza de reacción a bordo de un helicóptero. La nave no pudo descender en el lugar de los hechos por la niebla, pero un grupo terrestre pudo acercarse al punto y detectó que los asaltantes no lograron consumar el robo, indicó el general secretario.

Cresencio Sandoval Informó que se incrementará la vigilancia en ductos con 5 mil 800 elementos 14 aeronaves y la participación de la Policía Federal, Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

Por su parte, el Almirante Rafael Ojeda, secretario de Marina, destacó que con la vigilancia de 800 elementos distribuidos a los largo del ducto Tuxpan-Azcapotzalco, éste cumplirá hoy 72 horas de bombeo ininterrumpido.

 

Con información de Primera Voz